Donar Pelo

Me hace muchísima ilusión enseñaros esta publicación. Ya no solo por la causa tan bonita que es donar sino por todo lo que conlleva.

Es la primera vez que dono pelo. Soy del patrón de las puntas es lo que yo considero que es una punta, no lo que realmente es.

Además de ser un acto gratificante, aunque confieso que se me ha erizado la piel en el corte de la trenza, ha sido un acto de sanación y reconciliación conmigo.

El listón de exigencia que nos ponemos muchas veces, es muy alto. ¡Nunca es suficiente! Mucho volumen de pelo, poco volumen, muy largo, muy corto… Y como soy Nutri tengo que hacer un guiño a «la perfección corporal». Con lo geniales que somos, lo poco que lo sentimos. En lugar de ver cada cosa bonita y positiva que tenemos, nos machacamos con lo que no tenemos o queremos. Cuando el verdadero problema viene cuando realmente no tengamos nada ello.

Os deseo una feliz semana de reflexiones y cosas bonitas.

Por cierto, la trenza de gomita a gomita lleva 25cm.

¿Cuéntame tu experiencia, has donado alguna vez? (cualquier acto vale).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: